Créditos

Encuentra toda la información sobre los créditos en este artículo.

Los créditos son los principales servicios que ofrecen las instituciones financieras conocidas como Bancos, consistentes en el préstamo de dinero con la finalidad de satisfacer las necesidades económicas de los clientes, brindando las cantidades necesarias de dinero solicitadas de una manera rápida en la mayoría de los casos. El dinero puede ser destinado a cualquier uso en muchas ocasiones, sin embargo, existen planes en que es un requisito que se utilice exclusivamente para determinadas actividades económicas.

Tipos de Créditos y requisitos generales

Los créditos que existen son muy variables, ya que incluyen diversos mecanismos para su operación y varios requisitos para poder obtenerlos, dependiendo de si se trata de una persona física la que lo solicita, de si tiene actividades empresariales o de si es una persona moral. Se pueden obtener sin necesidad de presentar ninguna garantía, donde la institución financiera confía en el historial crediticio del solicitante o bien, como en el caso del préstamo de nómina, en que cuenta con un trabajo estable que le permitirá cubrir el adeudo sin mayores problemas y en el plazo pactado. Algunos créditos requieren de la presentación de garantías, como ocurre con los prendarios, en que es necesario dejar un objeto en depósito que garantice que la institución financiera no sufra pérdidas en caso de que el solicitante no realice los pagos a tiempo. Las prendas generalmente son joyas, artículos de valor e incluso automóviles, además de que es común que en préstamos de mayor cuantía sea requerida la documentación de bienes inmuebles, donde dos de los créditos más populares son el hipotecario y el automotriz. Un aval es de mucha ayuda para poder obtener créditos en muy diversos casos, por lo que varias instituciones financieras lo requieren aún en los casos en que existe una garantía adicional por parte del solicitante. El aval es conocido también como obligado solidario, que será responsable de cubrir el adeudo en caso de que el beneficiario del préstamo no lo haga.

Algunos de los créditos más conocidos son:

  • Crédito al consumo.
  • Créditos comerciales.
  • Crédito automotriz.
  • Crédito hipotecario.
  • Crédito revolvente.
  • Créditos personales.
  • Crédito prendario.
  • Crédito educativo.
En la mayoría de los casos es costumbre solicitar la contratación de un seguro de vida para garantizar el pago de la deuda en caso de fallecimiento, plan que suelen ofrecer las instituciones de banca múltiple que son propietarias de una aseguradora, además de que también puede solicitarse un seguro de desempleo para proteger al beneficiario en caso de que pierda su trabajo, permitiéndole realizar los pagos en tanto encuentra otro trabajo. Las tarjetas de crédito son otro mecanismo existente, que operan mediante la autorización de una línea de crédito disponible en todo momento, en tanto no se haya requerido el total y se realicen los pagos mínimos de manera puntual.

Cantidades que se pueden obtener con los créditos

Las cantidades de los créditos son muy variables, pudiendo ir desde cientos de pesos hasta millones, dependiendo de la capacidad de pago del solicitante, del tipo de persona de que se trate, el mecanismo de crédito aplicado, además de las garantías que ofrezca y su historial de crédito. Es común en muchos casos la línea de crédito, que consiste en una suma total de la que puede disponer el cliente, pero que en caso de hacerlo parcialmente solo paga intereses por lo que ha utilizado de la misma.

Intereses y comisiones que se cobran por los créditos

Los bancos y otras instituciones financieras que otorgan créditos cobran un interés por el monto del préstamo, que está en función tanto a la cantidad solicitada, al plazo establecido para pago, así como al riesgo que considere de no poder recuperar el dinero en el plazo contratado. Los Créditos con tasas de interés más bajas se otorgan generalmente a quienes solicitan cantidades mayores, a empresas con mayor respaldo económico, a personas físicas con excelente historial de pago y a personas a las que de alguna manera se pretende ofrecer el préstamo como un beneficio preferencial. En algunos préstamos puede aplicar además el pago de una comisión.

Aplicación de los créditos

En la mayoría de los créditos no existen requisitos por parte de la institución financiera para darle uso al dinero así obtenido, pero existen casos en los que el préstamo es muy específico y se basa en planes diseñados para un fin en particular, como puede ser el de financiamiento para un negocio, para la adquisición de activos, pago de nómina y otros en los que el banco supervisará de manera más cercana que se cumpla con el objetivo.

Instituciones de Gobierno que regulan los créditos

Las actividades de las instituciones financieras relacionadas con los préstamos personales y otras son estrictamente reguladas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de la que depende la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), encargada de establecer las normas, así como también la Condusef (Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros), responsable de evaluar el apego a las normas establecidas, de aplicar sanciones en caso de violaciones y, de manera muy especial, intervenir para la conciliación de controversias entre los usuarios y las instituciones. Algunos de los créditos son regulados por la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor, debido a que no están relacionados con las actividades normales de la Banca Múltiple, como es el caso de los préstamos prendarios que ofrecen algunos bancos como Azteca, que es una actividad más relacionados con las casas de empeño.