¿QUé SON LAS DEUDAS A LARGO PLAZO?

Calcula tu hipoteca en 1 Min.

Si quieres adquirir un préstamo o crédito, o solicitar alguna tarjeta de crédito, es importante que conozcas los tipos de deudas existentes. De esta forma sabrás a qué te vas a atener, qué comisiones deberás pagar y considerarás si te conviene contratar cierto tipo de deuda. En esta guía abordaremos el tema de las deudas a largo plazo, te explicaremos qué son, su clasificación, características, beneficios, desventajas, entre otras cosas.

¿Qué es la deuda a largo plazo y qué características tiene?

Se trata de préstamos o créditos que se saldan a un plazo de tiempo largo, éste puede ser de 1 o más años. Debido a que se pagan en periodos largos, generalmente tienen tasas de interés bajas, sin embargo, si puedes pagar una cantidad considerable por el tiempo. Estas deudas también suelen ser de montos considerables que generalmente te costaría trabajo reunir en un periodo corto. Al contratarlos, te debes comprometer a pagar las cuotas establecidas y en los tiempos convenidos, el no hacerlo te podría traer consecuencias negativas, tanto jurídicas como económicas. Las deudas a largo plazo, por lo tanto, suponen una gran responsabilidad para quien las adquiere.

¿Cómo se clasifican las deudas a largo plazo?

Este tipo de deudas se pueden clasificar por los plazos en que deberán saldarse, así tenemos deudas que pueden convenirse a partir de 1 año y hasta 40 o más. Las deudas a largo plazo más comunes corresponden a las siguientes:

  • Créditos hipotecarios: se trata de un préstamo a largo plazo, en el cual deberás dejar como garantía la propiedad que deseas adquirir, remodelar o construir.  Los plazos de pago pueden ser de 20, 30 o más años y los montos que se prestan van desde los 300 mil pesos en adelante.
  • Préstamos individuales: estos préstamos son ofrecidos por instituciones financieras que pueden ser bancos u empresas prestamistas. Suelen ser a largo plazo, generalmente de 1 hasta 5 años, así como de montos de hasta 200 mil pesos.
  • Créditos automotrices: son específicamente para adquirir un auto nuevo o usado, los plazos y los montos generalmente superan los 100 mil pesos y los plazos van de 2 hasta 5 años. Esto depende del tipo de auto, de la tasa de interés, así como del enganche que se establezca.
Deudas a largo plazo
fuente: rebajatuscuentas.com

¿Cómo se calcula una deuda a largo plazo?

La forma en que se calcula una deuda a largo plazo, depende del tipo de deuda, si es un préstamo personal, empresarial, un crédito hipotecario o automotriz, etc. De igual forma, se toma en cuenta la capacidad de pago del o los solicitantes, así como la tasa de interés. Otro factor que también influye es el plazo acordado para su liquidación, obviamente, mientras menos tiempo tardes en saldarla, tu deuda será menor.

Ventajas y desventajas de las deudas a largo plazo

Una deuda a largo plazo puede ser benéfica o no, dependiendo de cómo la gestiones o para qué la utilices, en base a esto, las deudas se pueden considerar malas o buenas. Las deudas malas son las que te generan más deuda, por ejemplo, si pides un préstamo para pagar otro. En este caso, más que traerte beneficios, la deuda puede afectar tu economía, sobre todo por los intereses que genera.

Por otro lado, una deuda es considerada como buena cuando te genera ingresos económicos y la utilizas como inversión. Algunos ejemplos de este tipo de deudas a largo plazo pueden ser los créditos hipotecarios, para empresas o para remodelar o construir.

Entre otras ventajas de las deudas a largo plazo se encuentran:

  • Dado que la deuda que adquieres se salda a largo plazo, existe la posibilidad de que restituyas tu capital.
  • Tienes la posibilidad de seleccionar los plazos y el número de cuotas en que pagarás la deuda.
  • Es posible que la deuda se pueda rectifica, incluso, si la liquidas antes del tiempo convenido, se puede reducir.
  • Una deuda a largo plazo te permite adquirir bienes en periodos cortos, que te tomaría muchísimos años adquirirlos ahorrando por tu cuenta. A través de estas deudas puedes acceder a comprar una casa, un auto, etc.

Otras desventajas que las deudas a largo plazo pueden suponer son las siguientes:

  • Si no la administras de forma correcta, puede disminuir tu capacidad de ahorro para el futuro.
  • Las tasas de interés pueden ser mayores, debido a que se liquidan en periodos de tiempo largos y terminarás pagando una cantidad mayor de la que te fue prestada.
  • Para solicitarlos, muchas veces te piden demasiados requisitos o debes demostrar una buena solvencia económica.
  • Los procesos de autorización pueden ser largos y complicados.

Aspectos que debes considerar antes de adquirir una deuda a largo plazo

Antes de contratar cualquier servicio financiero, es recomendable que busques si la institución financiera que lo ofrece está registrada ante la Condusef. Esta instancia es la principal autoridad en cuestiones de defensa de los usuarios respecto a servicios financieros. También se encarga de regular y calificar a las instancias financieras.

Debes informarte bien sobre las características del crédito que quieras solicitar, principalmente sobre el periodo de amortización y los intereses que genere. También debes tener en cuenta la cantidad estimada que vas a pagar y los beneficios que esta deuda te puede generar.

Siempre planifica con antelación y contempla muy bien para qué vas a utilizar el préstamo y si es viable adquirir esa deuda en base a tu capacidad de pago.

Deudas a largo plazo
Fuente: experienciajoven.com

Toma en cuenta otros compromisos y pagos que tengas pendientes y sobre todo los esenciales y de los cuales no puedes prescindir. Analiza si tu presupuesto te permite cumplir con estos otros compromisos y con la deuda que estás a punto de adquirir. Recuerda que la deuda será a largo plazo y en ese tiempo deberás conjuntar tus deudas. las cuales no deben poner en riesgo tu estabilidad económica.

Siempre planifica a futuro, ten presentes posibles eventualidades, así como tu situación laboral, cuál es el panorama de ésta en el futuro.

Algo muy importante y que no debes dejar de lado, es que una deuda a largo plazo es fija, es decir, cada mes tendrás que cumplir con el pago convenido. Recuerda que lo recomendable para tener finanzas sanas, es que no debes destinar más del 40% de tus ingresos al pago de deudas. Ya que de lo contrario, tu nivel de vida se verá afectado.

Revisa muy bien las condiciones de la deuda, la tasa de interés y el Costo Anual Total, lo recomendable es que éste sea menor al 15%. De preferencia, contrata una deuda que tenga una tasa de interés congelada, de esta forma no variará en el futuro y tus mensualidades no aumentarán.

Ahora que ya conoces en qué consisten las deudas a largo plazo, así como sus ventajas y desventajas, te toca decidir si te conviene adquirir alguna. En Cotizator podrás encontrar una gran variedad de préstamos y créditos a largo plazo de diversas instituciones bancarias. Te recomendamos, que antes de que decidas contratar alguna deuda, compares más opciones y realices una cotización totalmente gratis en nuestro comparador.

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Créditos?

Únete a nuestra lista de correo.

Guías Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *