Préstamos Persona a Persona

Los préstamos persona a persona son un tipo de préstamo personal. Se definen porque no existe ningnua entidad financiera que conceda el préstamo, sino que son personas individuales tantos las que conceden como reciben los préstamos.

En México existen varias plataformas en línea que se dedican a poner en contacto a los prestamistas y a los que piden prestado. Podemos citar a Doopla, Prestadero o Yotepresto.com. Todas ellas son parecidas y funcionan de una manera muy similar. No son entidades financieras per sé. Se denominan a sí mismas comunidades.

Cómo funcionan los préstamos persona a persona

El modelo de los préstamos persona a persona es muy sencillo. Por un lado tenemos a los prestamistas que quieren ganar unos rendimientos con su dinero ahorrado. Y por otro lado tenemos a las personas que necesitan dinero para afrontar un gasto elevado, como una reparación, una compra de un objeto de gran valor, salud, etc. Y como nexo de unión tenemos a la empresa que les pone en contacto. Destacar que esta empresa no es la responsable de que el dinero sea devuelto, sino de procesar los pagos. Esto quiere decir que si alguien no devuelve el dinero la empresa no se hace cargo de esa deuda. O al menos no tiene porqué. Es posible que alguna de estas empresas ofrezcan este servicio como algo extra pero no es algo a lo que estén obligadas.

El registro de los usuarios

El proceso comienza por el registro de ambos colectivos de ususarios en la plataforma. Unos tienen que comunicar que tienen unos ahorros disponibles y los otros tienen que probar que son de fiar y que van a ser capaces de devolver el dinero en un tiempo razonable.

Publicación del proyecto en la plataforma

Una vez hecho esto, los usuarios que necesitan dinero publican su anuncio, el cual aparece en un listado junto con el resto de anuncios. Los prestamistas acceden a este listado y eligen para qué proyectos desean prestar dinero y cuánto.

Emparejando prestamistas con solicitantes

Aquí entran varios elementos en juego, Por un lado la cantidad pedida, que puede ser concedida en su totalidad por un prestamista o puede ser compartida por varios. Es decir que varios prestamistas conceden pequeños préstamos a 1 solo solicitante. De hecho este patrón es lo que recomiendan en todas las plataformas como precaución para minimizar el riesgo de perder dinero. Por otro lado tenemos el elemento del plazo de devolución acordado, lo cual afecta a la cantidad final que los prestamistas ganarán y los otros tendrán que pagar. Muy relacionado con esto tenemos el elemento de la tasa de riesgo que define el % en el que aumenta el coste del préstamo.

Todos los elememtos mencionados son los factores que afectan en la decisión del prestamista entre los distintos proyectos disponibles. Así cuando se producen los emparejamientos la plataforma hace las transferencias de dinero y pasado el plazo de devolución se encarga de solicitar el dinero prestado al usuario para que lo devuelva.

Beneficios de las plataformas

Llegados a este punto es justo preguntarse, ¿pero qué ganan las plataformas con todo esto? Porque hasta ahora solamente hemos visto los beneficios de unos y otros usuarios. Pues bien, obviamente las plataformas tienen ánimo de lucro y lo que hacen es cargar comisiones cuando se realizan las transferencias del préstamo. Es decir, solamente ganan dinero cuando se conceden los préstamos. Estas comisiones varían desde 1% hasta 6%.

Compara los préstamos persona a persona

En Cotizator tenemos un comparador de préstamos personales en línea. Entre los cuáles se pueden comparar los distintos servicios de préstamos de persona a persona con los que colaboramos.