Tarjetas de Crédito sin Checar Buró de Crédito Garantizadas

Comprueba las tarjetas disponibles para solicitar sin necesidad de presentar un historial crediticio del buró de crédito.

Ordenar Por

Garantizada bbva bancomer

Cuota anual del titular
580 + IVA

Comisiones
6%

Más información

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Tarjetas Sin checar buro?

Únete a nuestra lista de correo.

Las tarjetas de crédito sin checar Buró de Crédito o Garantizadas son emitidas por algunas instituciones bancarias, como un medio para que las personas que han tenido algún problema anterior con sus tarjetas puedan generar un nuevo historial.

Este tipo de tarjetas se denominan de crédito, aunque debido a que requieren de que se realice un depósito similar al crédito solicitado. Las tarjetas garantizadas vienen siendo más bien como una tarjeta de débito, con la diferencia de que este proceso aplica de manera temporal por un determinado plazo, que una vez concluido hace posible que dispongas de crédito real sin más depósitos en garantía. Cotizator te proporciona la información de diversos planes para que elijas el más adecuado.

También existen un tipo de tarjetas que no precisan de checar el buró de crédito. Nos referimos a las tarjetas prepago. Sin embargo este tipo de tarjetas no son consideradas ni de crédito ni de débito por lo que no las incluimos en nuestro artículo.

Cómo funcionan las tarjetas garantizadas

Este tipo de tarjetas, como decíamos, son un híbrido de crédito y débito. Un primer plazo de hasta 18 meses, dependiendo del banco emisor, como débito y de crédito después.

Este tiempo es como un período de prueba durante el que el banco comprueba que el cliente es solvente y puede hacer frente sus pagos y créditos. Es la manera de que la entidad bancaria se asegura no perder mucho dinero prestándoselo a alguien que no lo pueda pagar.

Las tarjetas de este tipo sirven para hacer todo tipo de pagos donde se acepten VISA y Mastercard. Como si fuesen tarjetas de crédito.

Comisiones y costes de las tarjetas sin buró

Las comisiones variarán de una entidad a otra pero los típicos costes de las tarjetas garantizadas son los siguientes:

  • Tasa de anualidad de la tarjeta
  • Retirada y disposición de crédito en efectivo tanto en cajeros del mismo como banco, como en otras entidades y en el extranjero.
  • Gastos de reposición de una nueva tarjeta por robo o extravío
  • Gastos de cobranza, que son los honorarios por la gestión de la tarjeta

Tipos de tarjetas de crédito sin checar Buró

No todas las instituciones bancarias disponen de tarjetas de crédito sin checar Buró de Crédito (garantizadas), aunque cada vez son más los bancos que incluyen este tipo de servicios. Las que destacan actualmente son:

  • BBVA Bancomer. Es indispensable realizar un depósito de dinero por una determinada cantidad dependiendo del límite de crédito que deseas obtener. Usualmente varía entre 3,000 y 10,000 pesos el depósito, pero este banco te otorga crédito por el 100 al 130 % de lo que depositaste. La tarjeta se convierte en una auténtica tarjeta de crédito después de 18 meses.
  • Banamex. Similar al proceso de Bancomer, solo que las cantidades a depositar suelen estar dentro de los 2,500 y los 20,000 pesos. También hay diferencia en el límite de crédito que es de hasta el 200 % del monto depositado. La tarjeta se vuelve de crédito normal pasados 12 meses de buen historial.
  • Scotiabank. Acepta depósitos entre 5,000 y 200,000 pesos, pero solo otorga crédito por el 80 % del monto depositado. Puede convertirse en verdadera tarjeta de crédito en un plazo que varía de 12 a 24 meses.

Requisitos generales para optar por las tarjetas de crédito garantizadas

Lo cierto es que los tres bancos mencionados si verifican tu historial crediticio en el Buró de Crédito al momento de solicitar las tarjetas de crédito sin checar Buró de Crédito (garantizadas). Si encuentran que es demasiado el riesgo rechazarán la solicitud y no podrás obtener la tarjeta. Si consideran que el riesgo es menor se inicia el proceso de expedición de la tarjeta que puede llevar hasta una semana en algunos casos.

Para cualquier controversia con este tipo de tarjetas es necesario solicitar el apoyo de la Consar.