Seguros de Daños a Terceros

Los seguros de daños a terceros se conocen dentro del medio asegurador como pólizas de responsabilidad civil. Son muchos los seguros de daños a terceros que están disponibles, para cubrir diversas necesidades de los clientes. Este tipo de pólizas ofrecen una protección legal y económica ante demandas legales de muy variados tipos. Algunas de sus […]

Los seguros de daños a terceros se conocen dentro del medio asegurador como pólizas de responsabilidad civil. Son muchos los seguros de daños a terceros que están disponibles, para cubrir diversas necesidades de los clientes. Este tipo de pólizas ofrecen una protección legal y económica ante demandas legales de muy variados tipos. Algunas de sus pólizas son obligatorias, pero todas ellas son indispensables dependiendo de cada caso y la actividad de los potenciales clientes.

Qué son los seguros de daños a terceros, características y tipos

Los seguros de daños a terceros son contratos establecidos entre los asegurados con alguna institución financiera del sector asegurador. Operan a partir de que el cliente o asegurado recibe una demanda legal por alguno de los conceptos asegurados. A partir de que se recibe la demanda legal se notifica a la aseguradora, quien se encarga de los aspectos de defensa del asegurado que sean necesarios, incluyendo los gastos de abogados y de pago de fianzas en caso de que el asegurado haya sido detenido por orden judicial. Después de realizado el proceso de defensa ante los juzgados, si el asegurado recibe una sentencia de culpabilidad por los daños ocasionados a terceros, ya sea en sus personas, sus bienes o ambos conceptos, el juez indicará las cantidades necesarias para reponer dichos daños, lo que se conoce como indemnización. Estas cantidades también serán pagadas por la aseguradora, teniendo como límite la suma asegurada. Si esta es menor que la cantidad establecida por el juez, el asegurado deberá cubrir por sus propios medios la cantidad faltante, por lo que resulta importante adquirir una suma asegurada suficiente de acuerdo con los riesgos. Un seguro de daños a terceros insuficiente puede implicar que un juez embargue los bienes de la persona culpable. Este tipo de seguros se puede comprar como una póliza exclusiva con las coberturas amparadas o como parte de otros seguros. Se encuentra incluido en todas las pólizas de autos, los seguros de hogar, las pólizas de seguro empresarial, etc.

Seguros de daños a terceros más conocidos

  • Responsabilidad civil vehicular. Póliza que es obligatoria en todo México para quienes transitan en carreteras federales. Cubre daños a la propiedad de terceros y por las lesiones o muerte de ellos. Algunas ciudades y estados también obligan a contar con este tipo de seguros.
  • Responsabilidad civil Familiar. Seguro que protege a las familias por los daños que pudieran sufrir terceras personas por lesiones o en sus bienes como consecuencia de las condiciones de la propiedad asegurada o por actos accidentales dentro de la misma, además de los ocasionados por algún miembro de la familia o mascota. En caso de inquilinos protege también por daños causados a la casa.
  • Póliza de Responsabilidad civil General. Similar a la civil familiar pero enfocada para empresas. Protege por los daños a terceros en bienes y personas causados por las condiciones de los locales asegurados, por las actividades realizadas por la empresa y por accidentes ocasionados por los empleados al estar efectuando sus tareas normales.
  • Responsabilidad civil Productos. Protege al fabricante por los daños que pudiera ocasionar a terceros por la calidad y características de sus productos.
  • Responsabilidad civil Consejeros y Directivos. Protege a las empresas por demandas como consecuencia de los actos, errores u omisiones de sus directivos y consejeros. Algunas de las posibles demandas cubiertas son por infracción a las prácticas laborales, contaminación, afectación a la reputación de terceros, etc.
  • Seguro de Responsabilidad civil Profesional. Protege en caso de daños a terceros a causa de negligencia o errores en la práctica de una actividad profesional. Aplica para médicos, hospitales, agentes de seguros, notarios públicos, etc.
  • Responsabilidad civil Construcción. Cubre en caso de daños a terceros en sus bienes o personas como consecuencia de las actividades de construcción.
  • Responsabilidad civil por la Exportación de Productos. Protege por los daños causados directamente por la exportación de productos o trabajos realizados.
Adicionalmente existen muchos otros seguros de daños a terceros para proteger en casos muy específicos de acuerdo con la actividad.

Organismos que regulan los seguros de daños a terceros

Las Leyes de México participan completamente en este tipo de seguros, así como los responsables de aplicar la Ley. Por fuerza debe existir una demanda para que comience todo el proceso de los seguros de daños a terceros. El organismo regulador y evaluador de las aseguradoras para protección de los usuarios es la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros). Su función es la de intervenir en el caso de reclamaciones de los asegurados. La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) interviene también como organismo que vigila el apego de las aseguradoras a las Leyes establecidas, además de establecer normas. Para términos de solvencia económica de las aseguradoras, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es el organismo responsable de ello. También es quien aprueba o rechaza los ramos de cada aseguradora para que operen en el país.

Cotizator como medio de información

En Cotizator puedes obtener la cotización de todo tipo de seguros de manera gratuita. Te ayuda además con la información sobre los diversos planes disponibles en las aseguradoras que operan en todo el país y te ayuda a comparar las opciones para una decisión más efectiva. Adicionalmente, Cotizator cuenta también con los mismos servicios gratuitos en muchos otros instrumentos financieros. Así podrás también obtener lo que necesites de las Afores, los bancos, las instituciones de crédito y otras empresas.