¿QUé SON LOS DEUDORES?

Los deudores son personas físicas o morales que han contraído una deuda y, por lo tanto, tienen la obligación de pagarla. Ser deudor no es malo, ya que casi todos en algún momento hemos tenido deudas y hasta son necesarias en muchos casos para poder crear un patrimonio. El problema comienza cuando no se cumple con el compromiso de pago a tiempo y en las cantidades establecidas.

Tipos de deudores

Los deudores se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Deudores solventes, que son aquellos que tienen una deuda, pero también la capacidad para pagarla de acuerdo con lo previsto.
  • Insolventes, que son los que se han endeudado más allá de lo que su capacidad de pago les permitía.
  • Solidarios, que aunque no son los que contraen directamente la deuda, se hacen corresponsables para apoyar a la persona solicitante de un crédito o préstamo.

Los deudores morosos son los que no cumplen con el pago de sus compromisos a tiempo y en la cantidad pactada. Estos pueden ser cualquiera de los tipos anteriores, ya que no solo los deudores que no tienen capacidad de pago son los únicos que incumplen.

Importancia de que los deudores paguen a tiempo

Los deudores que pagan puntualmente sus deudas generan y mantienen un historial de crédito saludable. Esto les permite solicitar nuevos préstamos y créditos y que les sean autorizados sin mayores contratiempos. Los que no cumplen con sus pagos crean un mal historial de crédito que les impedirá en la mayoría de los casos acceder a nuevos planes de crédito y préstamos.

Existen actualmente diversas instituciones en las que se reportan a los deudores, ya sean cumplidos o morosos. A ellas acuden las instituciones financieras que ofrecen créditos y préstamos, para verificar el historial de cada persona. Entre las principales están:

  • Buró de Crédito.
  • Círculo de Crédito.

La gran mayoría de las instituciones financieras como bancos, sociedades de crédito, prestamistas y otras, generalmente rechazarán a los solicitantes que tengan un mal historial de crédito. Existen algunas opciones para poder obtener préstamos para ellos, pero los intereses son muy altos, debido al riesgo de que no cumpla con la deuda.

Opciones de los deudores para mejorar su historial de crédito

La solución para cualquier deudor moroso es la de pagar la deuda que tiene. Para ello existen las siguientes opciones:

  • Pagar lo que debe de acuerdo con las condiciones acordadas previamente.
  • Acercarse con la institución con la que tiene la deuda y reestructurar su crédito de acuerdo a sus posibilidades.
  • Negociar el pago de contado de su deuda con una disminución.
  • Traspasar su deuda a otra institución con mejores condiciones en cuanto a tiempo de pago e intereses.

Las opciones de reestructuración de la deuda y una disminución para pagar de contado las puede realizar el propio deudor moroso o utilizar los servicios de una empresa reparadora de crédito. Al utilizar la opción de una disminución de su deuda, el historial no queda limpio, ya que se reporta este hecho, lo que podría dificultar la obtención de nuevos préstamos y créditos.

Cuando se usan los servicios de una reparadora de crédito se tiene la ventaja de que ellas se encargan de que pueda comenzar a rehacer su historial de crédito, brindándole acceso a nuevos créditos y préstamos. Esto podría requerir, de acuerdo con la Ley, hasta 6 años para que su situación anterior desaparezca del historial, aunque las calificaciones del crédito pueden permanecer por mucho más tiempo.

Qué hacer para no ser un deudor moroso

La diferencia entre los deudores que cumplen con sus pagos y los morosos está en la planeación de sus gastos. Cualquier persona que pida un crédito o préstamo que exceda su capacidad de pago se verá en problemas para poder pagarlo. Cuando una persona tiene un buen historial es muy fácil obtener préstamos y créditos. Si no se hace bien el balance entre los ingresos y los gastos, se podría incurrir en problemas para hacer los pagos.

Las tarjetas de crédito son una buena herramienta para aprovechar promociones y efectuar pagos en todo momento. No obstante, para no convertirse en deudor moroso se deben de efectuar pagos superiores a lo marcado como mínimo. Pagar el mínimo implica demasiados intereses por la compra realizada y la deuda se tardará en ser cubierta demasiado tiempo.

Lo mismo ocurre con cualquier otra deuda, siempre se debe buscar la manera de cubrir la deuda antes de lo pactado, así se ahorrará en el pago de intereses. Como se mencionó al principio, deudores somos todos en algún momento y no es malo. Se debe aprender a utilizar los créditos y préstamos balanceando los ingresos con los gastos.

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Reparadoras de crédito?

Únete a nuestra lista de correo.

GUÍAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *