QUé SON LAS FIANZAS PERSONALES

  • Sirven de garantía a título personal de que el fiado cumplirá con las obligaciones de un contrato, pedido u orden de trabajo.
  • Son un apoyo para pequeñas empresas y personas físicas para poder competir en diversos concursos y licitaciones.
  • Garantizan la actuación legal de los empleados dentro de la empresa en que trabajan y con los bienes de la misma o dejados bajo su custodia.

Las fianzas personales son cualquier tipo de fianzas de las que hay en el mercado. El término no alude a un tipo de fianza en particular, sino que alude al contrato de fianza avalado por tercero denominado afianzadora.

Origen de las fianzas personales

Las fianzas personales similares a las que conocemos actualmente tuvieron sus inicios en la Inglaterra del siglo XVII. Es cuando se instituyeron las primeras empresas que fungían como afianzadoras, expidiendo fianzas personales por un costo. Coincide con el desarrollo de los bancos.

La base de las fianzas personales y diversas aplicaciones ya existían con los sumerios hace más de 4,500 años. También se pueden encontrar diversas alusiones a las fianzas en Israel desde hace aproximadamente unos 3,000 años. En el Imperio Romano fue donde se comenzaron a utilizar de una manera muy parecida a la actual, sin que existieran formalmente las afianzadoras, pero sí como un respaldo de un tercero que garantizaba el cumplimiento de las obligaciones del fiado. Estas fianzas eran contratos verbales en esa época.

Por qué se consideran fianzas personales

Las fianzas, cualquiera que sea su tipo, se consideran una garantía personal. En México operan tanto para personas físicas como para personas morales. En ellas un tercero o fiador se hace responsable de cubrir las deudas, los daños económicos causados y otros compromisos en caso de que el fiado incurra en incumplimiento de lo pactado.

Los documentos fuente son los que mencionan la necesidad de garantías personales que debe presentar el fiado. Estas garantías son las que ofrecen las afianzadoras a través de la póliza de fianza o fianza personal.

En sus orígenes la gente confiaba en la palabra del que actuaba como fiador. En el mundo actual las fianzas son expedidas en muchos casos a personas totalmente desconocidas para la afianzadora, por ello estas empresas también requieren de garantías u obligados solidarios que garanticen con propiedades que el fiado cumplirá con lo estipulado en cualquier contrato.

Cotiza tus pólizas de fianzas personales

Si necesitas presentar ante un acreedor o por algún otro motivo una fianza personal, puedes cotizarla gratis en nuestra página Cotizator. Nosotros nos encargamos de hacer comparaciones entre los productos de las diversas afianzadoras para seleccionar el mejor, que es el que te haremos llegar en muy poco tiempo.

 

 

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Fianzas?

Únete a nuestra lista de correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

GUÍAS RELACIONADAS