QUé DEBES SABER PARA CONSOLIDAR TU DEUDA

Para consolidar tu deuda debes decidirte a buscar nuevas opciones en las cuales las condiciones te sean más favorables y hagan más fácil que cumplas con tus pagos. El medio para lograrlo es la obtención de un nuevo préstamo, que en lugar de sumarse a tus otras deudas, se utiliza para pagarlas, quedándote solo con este último adeudo.

Por qué no puedes pagar tus deudas

Cuando tienes varias deudas, cada una de ellas con diferentes tasas de interés, el resultado es que tienes que estar pagando diversas cuotas. Si solo haces los pagos mínimos, podrían irse incrementando con el paso del tiempo hasta llegar a niveles que te sean muy difíciles de pagar o hasta imposibles. Lo mismo ocurre si no terminas de pagar tus deudas y contratas nuevos compromisos.

Es común que una persona tenga un crédito hipotecario para pagar su casa. Esto implica el pago de cuotas mensuales que en su mayoría son intereses durante los primeros años del crédito. También puede tener un crédito hipotecario para su auto, lo que le suma más pagos e intereses. Las tarjetas de crédito son también comunes y las deudas por este concepto suelen sumarse a los otros créditos en millones de personas y familias.

Cuando llega el momento de que los pagos ya son demasiado difíciles aún existe la opción de consolidar tu deuda, para poder cumplir con todos tus pagos. De preferencia debes optar por consolidar tu deuda desde antes, así siempre te será más fácil realizar los pagos.

Cómo puedes consolidar tu deuda

Existen varias opciones para consolidar tu deuda. La primera es que busques a una empresa de crédito que te ofrezca las mejores condiciones de crédito, para que absorba todas tus deudas otorgándote un nuevo préstamo. Para esto deberás asegurarte de que esta institución financiera te ofrezca mejores condiciones en lo que respecta a plazos e intereses.

Debido a que lo anterior puede ser difícil para personas que no tienen tiempo o que desconocen mucho de las opciones disponibles. Una solución más sencilla es acudir con las reparadoras de crédito. Las reparadoras de crédito son instituciones que conocen a todas las empresas que ofrecen créditos y préstamos, por lo que pueden acudir con la que sea tu mejor opción.

De acuerdo con tus adeudos y tus posibilidades económicas, las reparadoras de crédito se encargarán de consolidar tu deuda. El proceso consiste en lo siguiente:

  • Buscarán a aquellas instituciones que te ofrezcan las mejores condiciones para obtener un nuevo préstamo.
  • Con este préstamo se pagarán todas tus demás deudas actuales.
  • Solo deberás pagar las cuotas del nuevo adeudo.

Debido a que el nuevo préstamo tiene mejores condiciones, es decir, tasas de interés más bajas, menores plazos de pago y hasta cuotas más bajas, esto facilitará que cumplas con tus compromisos y se mantenga limpio tu historial de crédito. Para esto procura no incurrir en nuevas deudas hasta que termines de pagar el préstamo.

Ventajas que tiene consolidar tu deuda

Las ventajas que tiene consolidar tu deuda se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Tienes una sola deuda, con un solo estado de cuenta.
  • La tasa de interés es más baja y por lo tanto pagarás menos en cada pago y a largo plazo.
  • El número de pagos también podría reducirse, así como el plazo total de la deuda. EN algunos casos esto podría ser lo contrario, pero como una opción para reducir el monto de cada uno de los pagos.
  • Te será más fácil llevar un presupuesto y el control de tu deuda.
  • Los pagos los harás en una sola institución, que será la nueva acreedora de tu deuda.

La Condusef recomienda que hagas el trato directamente con la institución bancaria o de crédito que prefieras. No obstante, hay reparadoras de crédito serias, que te apoyan en el proceso de búsqueda con condiciones muy claras.

 

 

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Reparadoras de crédito?

Únete a nuestra lista de correo.

GUÍAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *