GUíA DE CONDUCCIóN DURANTE EL EMBARAZO


SEGURO

BARATO

RÁPIDO

VENTAJAS

compara con nuestras 21 aseguradoras asociadas

¡COTIZA EN 1 MINUTO!

Fecha de nacimiento:

He leído y acepto los Términos y Condiciones y el Aviso de Privacidad.

En los reglamentos de tránsito no existen reglas especiales sobre la conducción durante el embarazo. Los médicos tampoco tienen definido si existe algún riesgo por conducir durante esta etapa. Sin embargo, es conveniente conocer algunas recomendaciones que podrían ser de beneficio al manejar embarazada.

Recomendaciones de conducción durante el embarazo

Si una mujer no siente molestias al conducir durante el embarazo puede hacerlo. En todo caso podría suspender esta actividad solamente en el último mes de embarazo. En todos los siguientes es conveniente atender a algunas recomendaciones como las siguientes:

  • Colocar la parte inferior del cinturón de seguridad debajo de la panza. Así se evita la presión directamente sobre el feto en caso de frenado brusco.
  • La parte superior del cinturón de seguridad debe ubicarse de tal manera que se evite la presión directa sobre el cuello en caso de colisión. Preferentemente pasando entre los senos y apoyándose directamente en la clavícula.
  • Colocar el asiento del conductor a una distancia suficiente para poder pisar los pedales, que mantenga el pecho a unos 20 o 30 centímetros del volante.
  •  Utilizar zapatos planos para conducir.
  • Evitar las horas pico para prevenir el estrés.
  • Ajustar el asiento conforme lo requiera para obtener más comodidad, pero intentando mantenerlo lo más recto posible.
  • Aumentar las medidas de seguridad al manejar, como:
    • Disminuir la velocidad de manejo.
    • Aumentar la distancia que se guarda contra los vehículos de enfrente.
    • Evitar conducir durante muchas horas sin detenerse a descansar. Se recomienda parar cada hora. Evitar la conducción durante el embarazo si hay períodos continuos de sueño.
    • Prevenir los frenados bruscos.
    • Evitar maniobras intempestivas.
  • No conducir si está en el período de náuseas y mareos.
  • Asegurarse de que el auto tenga la parte superior del respaldo para la cabeza. Esta evita que la cabeza se fuerce mucho hacia atrás después de una colisión y del impulso inicial hacia adelante.

Otras sugerencias para la conducción durante el embarazo

Siempre que la mujer no se sienta en malas condiciones al conducir puede hacerlo. Sin embargo, a partir de que se cumplen los 6 meses de embarazo, pudiera ser conveniente hacerse acompañar de otra persona para que la ayude en caso de cualquier emergencia o necesidad.

Los recorridos deben ser cortos, de preferencia, además de llevar consigo agua para poder mantenerse bien hidratada.

La mujer embarazada debe contar con la aprobación de su médico para conducir, ya que no es recomendable conducir si hay riesgo de parto prematuro o cuando se tienen contracciones.

 

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Seguros de Autos?

Únete a nuestra lista de correo.

GUÍAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *