CóMO SE PUEDE PROTEGER UN DEUDOR HIPOTECARIO

Deudor hipotecario es todo aquel que tiene una hipoteca para la compra de un bien inmueble. Estas deudas hipotecarias aplican principalmente para la compra de casas. Adicionalmente sirven para hacer reparaciones, ampliaciones o la construcción de un nuevo hogar.

En todos los casos, la garantía para el crédito o préstamo del dinero necesario es la propia casa, que queda hipotecada a favor de la institución financiera.

Obligaciones del deudor hipotecario

El deudor hipotecario conviene en pagar la deuda contraída a un determinado plazo, pagando por el préstamo o crédito una tasa de interés, en adición al monto del mismo. Las condiciones de cada crédito hipotecario pueden ser distintas, pero entre las comunes están las siguientes:

  • Pago de una tasa de interés variable.
  • Tasa de interés fija.
  • Pago a un monto establecido de cuotas.
  • Pago a un número determinado de años.

Los plazos más frecuentes para pagar las deudas de un contrato hipotecario están entre 1 y 20 años. En las instituciones de Gobierno el plazo se extiende a 25 y hasta 30 años, como ocurre con Infonavit y Foviiiste. Las obligaciones del deudor hipotecario se limitan a pagar las cuotas en la cantidad y fechas establecidas. En la mayoría de los contratos se pueden adelantar mensualidades para poder pagar antes la deuda.

Cuando el deudor hipotecario incumple con los pagos, cuenta de acuerdo con las Leyes con diversas opciones para su protección. Es importante mencionar que el retraso en el pago de una sola cuota requiere de comunicación entre el deudor hipotecario y la hipotecaria, para pactar como solucionar el problema de pago.

Cuáles son las opciones de protección de un deudor hipotecario

Cuando un deudor hipotecario se ve en problemas para cumplir con los pagos pactados, dispone de algunas opciones para continuar con su contrato sin perder la casa. Las instituciones financieras están obligadas a ofrecer alternativas a los deudores, para que puedan ponerse al corriente en sus pagos. Algunas de las principales opciones disponibles son:

  • Suspensión de pagos por un determinado período de tiempo, dando tiempo a que las condiciones económicas del deudor mejores. Suele utilizarse en caso de desempleo.
  • Reducción de pagos, que consiste en disminuir la cuota a pagar durante un determinado plazo.
  • Reestructuración del contrato de crédito hipotecario. Mediante esta opción se modifica el contrato original para ofrecerle al deudor hipotecario condiciones más fáciles de cumplir. Esto pudiera implicar un aumento en el plazo del contrato.
  • Restablecimiento de la deuda. Implica el pago de las cuotas e intereses atrasados para ponerse al corriente.
  • Programar los adeudos atrasados en un plan de cuotas. Distribuye los adeudos entre un determinado número de cuotas. Estas se suman a la cuota original para que el deudor se ponga al corriente.

Las primeras alternativa de las hipotecarias son las soluciones listadas. Si después de que se han ofrecido a un deudor hipotecario continúa la situación de retraso en pagos, entonces la institución financiera que haya efectuado el préstamo u otorgado el crédito, podrá iniciar un juicio hipotecario en el que pudiera perder la propiedad. Lo mismo puede ocurrir en caso de que no se llegue a ningún acuerdo.

Se debe tener como una alternativa en algún momento el traspaso de la propiedad. Esto significa la venta de la propiedad de acuerdo con la hipotecaria, para poder recuperar al menos parte del dinero invertido con las cuotas pagadas durante la vigencia del contrato.

A pesar de que existan adeudos, la empresa hipotecaria no podrá iniciar ningún juicio en tanto las Leyes del estado en que se ubique la propiedad opten por otras alternativas previas al juicio hipotecario. Siempre es mejor acudir a la hipotecaria antes de que se presenten los problemas de pago. Esto quiere decir, que desde el momento en que se considera que no se podrá cumplir con algún pago, el deudor hipotecario debe presentarse para buscar opciones.

Las reparadoras de crédito como solución para el deudor hipotecario

Antes de tener un problema de atraso en pagos o cuando ya se tiene, siempre es posible acudir a una reparadora de crédito para que ayude a solucionar el problema. Esto lo podrían hacer buscando una nueva institución financiera que cubra el adeudo con mejores condiciones. Los resultados de un nuevo préstamo serían los siguientes:

  • Pagaría el adeudo total de su préstamo a la hipotecaria.
  • Las condiciones del nuevo contrato podrían implicar para su beneficio:
    • Menor tasa de interés. Este es el principal atractivo.
    • Cuotas más bajas. Aunque podrían aumentar el plazo del pago, serían más fáciles de cumplir.
  • El deudor hipotecario mantendría su historial de crédito sano.

La empresa que otorgue el nuevo préstamo sería ahora la hipotecaria, pero con nuevas condiciones que le permitirán mantener una economía más sana.

 

¿Quieres recibir ofertas exclusivas sobre Reparadoras de crédito?

Únete a nuestra lista de correo.

GUÍAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *