Seguros para caballos

¿Tienes uno o varios caballos? De ser así, es bueno que estés preparado/a para cualquier eventualidad. Nadie quiere que le pase nada a tu noble corcel, sobre todo si es una de tus fuentes de ingresos más importantes. Tampoco queremos que le haga daño a nadie. En cualquier caso, los seguros para caballos te ayudan a minimizar los daños que estas situaciones puedan causar.

En Cotizator España te proponemos esta guía para orientarte sobre el mundo de los seguros para caballos. Fórmate una idea precisa de lo que las compañías ofrecen y selecciona qué cobertura es mejor para tu caballo.

Guía sobre seguros para caballos

Aspectos básicos de los seguros para caballos

La ley no te obliga a tener un seguro para tu caballo, del modo en que sí te obliga a tener un seguro para tu coche. No obstante, tú eres el responsable legal de los daños que tu caballo pueda causar a terceros. Así lo especifica el art. 1905 del Código Civil de 1989:

“El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido.”

Es por eso que tener un seguro para tu corcel es muy conveniente. De esta forma, podrás disfrutar de él con mucha más tranquilidad. Tranquilidad tanto si lo usas para pasear como si es tu compañero en carreras, concursos y apuestas.

Para poder contratar tu seguro, tendrás que registrar tu caballo. Esto implica sacar su Tarjeta Sanitaria Equina o Pasaporte Equino, así como insertarle un microchip en el veterinario. Algunas aseguradoras se ofrecerán a pagarte los gastos del registro, pero en cualquier caso será un prerrequisito para continuar con la contratación.

Factores para elegir tu seguro para caballos

A la hora de elegir un seguro para tu caballo, hay una serie de aspectos a tener en cuenta. Pensar estos aspectos te ayudará a adaptarte a tu situación particular y conseguir seguros para caballos más baratos.

Estos son los factores básicos:

  • El tipo de cobertura. Si querremos seguro de Responsabilidad Civil, seguro a todo riesgo o seguro para jinetes. Estas tres opciones son explicadas en la próxima sección.
  • Si queremos un seguro con o sin franquicia. Cuando una póliza franquicia es más barata, pero el dueño pagará los primeros X€ en caso de accidente o indemnización a terceros. A partir de esa cantidad fija pactada, se hará cargo la compañía aseguradora.
  • Si aseguraremos solo el caballo o también carruajes. Algunos seguros incluyen igualmente vehículos de los que tire el caballo, otros lo consideran un extra.
  • Valora los periodos de carencia. Toma atención a cuándo empieza a estar vigente tu seguro después de contratarlo. Algunos tardan un mes o tres meses en estar activos. Escoge la oferta que más se ajuste a tus prioridades.
  • El sublímite por víctima. Esta es la cantidad máxima que una aseguradora pagará a la víctima de un accidente. Hay pólizas más limitadas que cubren hasta 150.000€, y otras que superan el millón de euros.

Guía de Seguros para caballos

Tipos de seguros para caballos

1. Seguros de responsabilidad civil

Los seguros de responsabilidad civil para caballos son los que se ocupan de los daños que tu caballo pueda causar a terceras personas. Es decir, cubre tanto los daños físicos a estas terceras personas, como los daños materiales a sus pertenencias. Con este seguro, nos protegemos frente a las indemnizaciones que estamos legalmente obligados a dar a las víctimas de nuestro caballo.

Otros aspectos que cubren este tipo de pólizas son los daños que cause tu caballo en cuadras de terceros, durante traslados, y en su tránsito por la vía pública (siempre que este paso sea autorizado). Además, muchos seguros de Responsabilidad Civil cubren también los posibles daños que cause el caballo en caso de que se extravíe o se pierda.

2. Seguros a todo riesgo

Estas pólizas cubren una amplia gama de supuestos en que tu caballo podría salir dañado, por lo que son buscadas por quienes practican deportes competitivos.

En los seguros a todo riesgo, la compañía y el dueño del caballo pactan un valor del caballo. Llegado el caso de muerte o sacrificio necesario del caballo, el dueño tendría derecho a una indemnización según el valor pactado. Para casos menos extremos, estas pólizas también cubren la asistencia médica del caballo, para intervenciones menores y para operaciones quirúrgicas.

Hay un último supuesto general en los seguros a todo riesgo para caballos. La inutilidad deportiva es la situación en que el caballo no será sacrificado ni ha muerto, pero no está en condiciones de seguir compitiendo a causa de un accidente. Cuando así lo contempla la póliza, también habría una indemnización según el valor pactado.

Guia de seguros para caballos

3. Seguros para caballo y jinete

Al igual que ocurre con el caballo, el jinete también se expone a un riesgo cuando compite. Por ello, las pólizas para caballo y jinete se hacen cargo de la salud del jinete, unida a la cobertura a todo riesgo del caballo.

Algunos de los casos asegurados por estas pólizas son la asistencia sanitaria, el fallecimiento por accidente, el fallecimiento por infarto, los gastos funerarios y la invalidez parcial permanente por accidente hípico. Todos estos supuestos consideran que estos casos ocurren durante la práctica hípica.

4. Extras opcionales

Algunas de las coberturas opcionales que se pueden añadir a los seguros de caballos son las siguientes:

  • Cobertura de carruajes. Para uso de vehículos de los que tire el caballo.
  • Cobertura por cólico equino. Es un dolor agudo que los caballos experimentan en la zona abdominal e intestinal. Es una afección que puede variar de leve a muy grave. De hecho, supone la primera causa de muerte en caballos según la Asociación Americana de Practicantes de Equitación (AAEP).
  • Coberturas relacionadas por la reproducción: aquí encontramos varios complementos de póliza. La primera es la cobertura por aborto y parto distócico en yeguas. La segunda es la cobertura por incapacidad para reproducirse en yeguas y sementales, siempre que provenga de un accidente o una enfermedad no epizoótica.
  • Cobertura de asistencia en ferias: este complemento de póliza asegura los daños que el caballo puede causar en un recinto ferial, así como su muerte o sacrificio.

¿Necesitas más información y ayuda?

Te ofrecemos estas fuentes de información, relacionadas con los seguros para caballos, que te pueden ayudar a completar tu información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *