Qué hacer para dar de baja tu seguro fuera de plazo

Ocurrió de repente y no te lo esperabas: tu seguro va a renovarse automáticamente y no puedes detenerlo. Otro año más con la misma compañía. Otro año en que no podrás apuntarte a otras ofertas más atractivas que están saliendo en la competencia. ¿Es demasiado tarde para dar de baja tu seguro fuera de plazo?

Posiblemente no, y en Cotizator España te damos consejos para arreglar esta situación.

Dar de baja seguro fuera de plazo

¿Qué quiere decir que está fuera de plazo?

Las pólizas de seguro suelen hacerse por periodos de un año y se van renovando anualmente. Como se establece en la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro, los contratos de seguros se prorrogan automáticamente salvo que se especifique lo contrario. Para cancelar un contrato, el cliente tiene que dar un preaviso de un mes. Por otro lado, una compañía aseguradora tiene que dar un preaviso de dos meses.

Estar fuera de plazo implica o que queda menos de un mes para la prórroga automática de tu contrato o que ya está empezando el nuevo año. Por ello, no es tan fácil deshacerse del contrato.

Devolver el recibo no es la solución

Una práctica habitual es devolver el recibo del banco y considerar el asunto resuelto. Otra es contratar un nuevo seguro y quedarse tranquilo de que ya se encargará la compañía nueva de cancelar el anterior. Lamentablemente, ninguna de las dos estrategias va a solucionar tu problema. Tus recibos seguirán llegando, porque te has comprometido legalmente a pagarlos. Te los pueden reclamar, no te quepa duda. Es por eso que tienes que encargarte de que el contrato se extinga también. Por otro lado, la nueva compañía no se va a hacer cargo de tu situación, aunque sí pueda darte asesoramiento.

¿Cómo doy de baja mi seguro fuera de plazo?

Parece que estás en una encrucijada, pero quizá es más fácil salir de lo que crees. En Cotizator te damos 6 opciones distintas, ordenadas de más a menos ideal. Estudia tu caso y analiza tus posibilidades para dar de baja tu seguro fuera de plazo:

Opción 1 (la mejor) En realidad no estás fuera de plazo

En teoría, estás a menos de un mes de que se renueve automáticamente tu póliza y no puedes hacer nada para impedirlo. Pero si tu aseguradora te ha escrito en los últimos dos meses para cambiarte las condiciones, sí hay margen de decisión. Tendrías esos dos meses desde el cambio para aceptar o rechazar las condiciones. Si las rechazas, el contrato de seguro se termina y eres libre.

También existe la posibilidad de que te hayan cambiado las condiciones y no te haya avisado. En ese caso, aparte de que tu aseguradora se ha saltado la ley (que te da una baza para negociar), tienes esos dos meses para salirte del contrato.

Si este es tu caso, ¡enhorabuena! Tienes una vía de salida fácil.

Opción 2 (buena) Agravación sorpresa del riesgo de tu seguro

Esta opción se parece a la anterior, pero tú fuerzas el cambio de condiciones de tu seguro para poder irte. Recordemos que las pólizas se basan en factores de riesgo. Para un coche, si duerme en garaje o fuera, cuánta gente lo utiliza y su experiencia, los extras y los costes de reparación. Para un seguro de hogar, la ubicación de la vivienda, el tamaño, el uso, el tipo de calefacción.

Tu aseguradora estará contento de cambiarte las condiciones de tu póliza si le escribes que ahora tu hermano pequeño, conductor novel, también conducirá tu coche. O que en tu zona está habiendo robos en serie, y ahora vivís 10 personas en casa. Ellos no tendrán más remedio que subirte la prima. Y tú no tendrás más remedio que rechazar las nuevas condiciones y extinguir legalmente el contrato. ¡Qué pena!

Opción 3 (regular) Esperar 6 meses a que pase el temporal

Es cierto que no por devolver los recibos tu contrato de seguro se termina. Pero, ¿y si rechazas los recibos y tu aseguradora no los reclama? La ley establece que tu aseguradora tiene 6 meses para reclamar los pagos que le debes. Si pasado ese plazo, tu compañía de seguros no se ha pronunciado al respecto, el contrato queda automáticamente extinguido y eres libre.

Riesgos: Si apuestas por este plan y el seguro te reclama, vas a tener que pagar y continuar con esta compañía. Si te reclama ‘amistosamente’ e insistieras en no pagar, la compañía puede optar por tres vías. Éstas son contratar a cobradores, cursar una reclamación judicial e incluirte en ficheros de morosos. No obstante, la parte buena es que si pagas, esas tres acciones dejarán de tener efecto.

Dar de baja seguro fuera de plazo es fácil si sabes cómo

Opción 4 (regular) Solicitar una cancelación anticipada

En esta opción asumimos que nuestro seguro se ha renovado automáticamente. Ya ha ocurrido, y ahora partimos de tener un seguro un año más. El camino a seguir aquí es proceder con una cancelación anticipada, es decir, solicitar la cancelación de seguro con un mes de antelación. De este modo, podrías estar un mes extra con la aseguradora, no un año.

La complicación vendría en los seguros que se pagan trimestralmente o semestralmente. En estos casos, hay una prima no consumida para cuando tu contrato se termina. Una opción es que tu compañía te la devuelva, o te devuelva un porcentaje de lo que pagaste. La otra opción es que te guarde la prima para otros seguros que contrates con la compañía en un plazo.

Opción 5 (mala) Pagar y continuar con este seguro

En esta opción, también se ha renovado tu seguro, ya se ha cobrado la cuota (mensual, trimestral o semestral). A diferencia de la anterior opción, decides que te sale más a cuenta quedarte y esperar al año que viene. Para entonces, ya sabes qué ha fallado esta vez y cómo dar de baja tu seguro fuera de plazo. Consigue ofertas de otras compañías a tiempo, controla los plazos y cancela tu contrato con antelación. Esta vez sí.

Opción 6 (no hacer) Pagar dos seguros

Lamentablemente, hay gente que contrata un seguro nuevo antes de darse cuenta que no puede salir así como así del otro. La mejor forma de evitar esta situación es no confiarse. No hay que contratar un nuevo seguro hasta que te has asegurado de que la cancelación del antiguo contrato está hecha. Te ahorras pagos, tiempo y disgustos.

¿Es demasiado tarde y ya contrataste el nuevo? Fíjate en si estás a tiempo de echarte atrás en tu nuevo seguro. Hay un periodo inicial en que puedes cancelar el contrato recién firmado. Es lo que se llama derecho de desistimiento. Según el tipo de seguro y si se hizo en persona o a distancia, ese plazo puede ser de 14 o 30 días.

En caso de desistimiento, solo pagarías la prima por la parte proporcional al tiempo que disfrutaste el seguro. El resto se te devuelve en un plazo de 30 días naturales.

¿Necesitas más información o ayuda para dar de baja tu seguro fuera de plazo?

Si necesitas saber más sobre cómo afrontar la cancelación de tu póliza, recomendamos consultar estos enlaces:

Artículos y Fuentes de Información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *